Ambás acondiciona con fondos de COGERSA el vial público C-853

Dentro de las actuaciones previstas en el Plan Integral de la Zona Rural, se han adjudicado las obras de mejora de una parte del camino C-853, conocido como Camino Real de la Iglesia, de titularidad municipal en el barrio del Montico en la parroquia de Ambás.

En el marco de los proyectos con cargo al Fondo de Compensación de COGERSA del año 2019, la entidad vecinal de Santiago de Ambás solicitó las mejoras en este camino C-853, el cual aparece en el inventario municipal de caminos como camino de titularidad municipal. El ámbito de actuación de la inversión financiada por el Consorcio Supramunicipal será la ejecución de una cuneta bordillo que dé solución a la acumulación de agua y el arrastre de áridos del talud cercano” comentó Manuel Noceda, concejal de Medio Rural.

Esta obra se acomete en el año en curso pese a financiarse con cargo a la convocatoria del 2019 al poder afrontarse con un remanente que quedó. Tras ejecutar las actuaciones aprobadas por el Consorcio el año pasado nos quedó un resto de dinero disponible. Al hacer las licitaciones de otras obras y actividades hubo bajas y quedó presupuesto. Tras consultar a la entidad vecinal sus prioridades se pidió autorización a COGERSA para poder prorrogar su ejecución y teníamos concedido de plazo hasta finales de Mayo” detalló Noceda.

Se venía observando en uno de sus tramos, en 113 m², problemas en momentos de fuertes lluvias y/o persistentes, arrastrando las aguas los áridos del cercano talud invadiendo el camino llegando hasta la vivienda y fincas adyacentes al vial, debido a la orografía del terreno en esta zona” describió el edil.

Por ello, encargamos a la Oficina Técnica Municipal la elaboración del proyecto de mejora de este camino para su posterior contratación. Tras el proceso de licitación correspondiente, en el que han concurrido 3 empresas, las obras de mejora en el Camino C-853, han sido adjudicadas a Asfaltos Arlós, S.L. por un importe final de 3.738,90€, IVA incluido, con cargo a la partida “Plan Integral de la Zona Rural” al ser la oferta más ventajosa en términos de calidad-precio” avanzó Noceda.

La obra prevista es la ejecución de una cuneta-bordillo en un tramo de unos 90 metros. Para ello se procederá a la apertura de una zanja y la ejecución de una cuneta-bordillo de 30 cm de ancho y bordillo de 10 cm de alto, revestida de hormigón Hm-20 de espesor de 10 cm. Relleno del asentamiento con zahorra para compactación y preparación de la superficie de asiento, relegado y encofrado” finalizó el concejal.

Las obras tendrán una duración como máximo de un mes desde la firma del acta de comprobación de replanteo. Siendo el plazo de garantía de las obras de un año a contar desde la fecha de recepción de las mismas.